Yoga para Adelgazar

Yoga para Adelgazar

El yoga puede ayudarte a perder peso?  Esta es una pregunta muy frecuente y la respuesta es “SÍ!”  El yoga ayuda a balancear el aspecto físico, emocional y mental, por lo cual una práctica constante te traerá beneficios tangibles como perder esos kilos de mas, moldear tu cuerpo y tonificar los músculos.

Moverse mas, comer menos, esa es la regla básica para perder peso. Cuando se practica yoga, especialmente estilos dinámicos como Power Yoga o Vinyasa, se pone el cuerpo en movimiento, quemando calorías. Además, en el yoga también se trabaja el aspecto mental y emocional, una parte esencial para enfrentar de mejor manera un problema de peso y obtener una relación sana con la comida.

Hay muchas variables que influyen en la pérdida de peso, estudios recientes demuestran que una de ellas es que los músculos responden al estiramiento expandiéndose y utilizando oxigeno mas rápida y eficientemente. En otras palabras, mientras incrementas tu flexibilidad en una clase de yoga, también estas fortaleciendo los músculos, lo cual nos lleva a estar en forma. Al hacer yoga también hay mucha desintoxicación, eliminación de toxinas y se regulan los sistemas endocrinos como la tiroides.  En la mayoría de posturas se  trabaja la tonificación,  ya  que se requiere contraer muchos músculos a la vez. Puede que todos los estilos de yoga no sean ideales para perder peso, pero algunos como el  Vinyasa, Ashtanga o Power, incrementan la frecuencia cardíaca para alcanzar un nivel aeróbico, quemando calorías y como consecuencia,  ayudándonos a alcanzar un peso saludable. Es muy probable que termines sudando intensamente después de una practica dinámica de yoga, y que, con el tiempo, veas los beneficios reflejados en un cuerpo tonificado y más enérgico.

La  pérdida de peso no depende sólo del aspecto físico, también del mental y emocional. Estos factores, esenciales en la práctica de yoga, son muy importantes a la hora de ver resultados positivos. El yoga nos ayuda a canalizar la ansiedad y el estrés, principales causas que influyen a la hora de comer compulsivamente. La búsqueda de un “escape” o un “alivio” en la comida por lo general se caracteriza por el  consumo de alimentos que no son saludables.  Es decir, en vez de comerse una manzana, se opta por unas papas fritas o un helado de chocolate. Este comportamiento no solo contribuye  al exceso de peso corporal, también promueve malos hábitos como sedentarismo, depresión y problemas de salud.

Por medio del yoga, podemos romper este hábito, estando mas conscientes de lo que comemos, sintiéndonos mejor con nosotros mismos, tomando mejores decisiones que nos produzcan bienestar y balance. El yoga nos lleva a estar presentes, calmar la mente y conectarnos con nuestra esencia y emociones, herramientas que nos ayudan a reconocer cuando realmente tenemos hambre o cuando queremos comer para “aliviar “ una emoción. Muchas decisiones que tomamos en la vida se ven positivamente afectadas por una nueva consciencia, la misma que se obtiene en el mat cuando realizamos la práctica.

Entonces, el yoga, al integrar la parte corporal, mental y emocional es una excelente herramienta que nos ayuda en el plano físico a  quemar calorías, tonificar, estirar …. además nos lleva a  escoger mejor que comer, cuanto comer y cuando comer, evitar comer compulsivamente y nos motiva a buscar balance en todos los ámbitos de la vida.  El proceso se vuelve mas importante que el resultado, y cuando menos pensamos, no solo hay pérdida de peso y un cuerpo mas saludable, también una sensación de plenitud y armonía con nosotros mismos que nos lleva a disfrutar cada momento de la vida.