Hot Yoga, los beneficios del calor

Hot Yoga, los beneficios del calor

El Hot Yoga es una práctica que consta de una secuencia de posturas de yoga que se realiza en un salón acondicionado para mantener una alta temperatura. Pero, porque el calor, cual es el objetivo y sus beneficios? El calor nos permite trabajar a nivel físico, mental y espiritual para lograr un balance y una desintoxicación total de cuerpo y mente.

Físicamente, el calor brinda muchos beneficios. Es excelente para la pérdida de peso, pues el ejercicio es mas intenso en una habitación climatizada, ayudando a quemar calorías más rápido y aumentar el ritmo del metabolismo. Además, Los músculos calientes queman grasa más fácilmente y desintoxican el cuerpo. Se facilita el estiramiento del cuerpo, aumentando la flexibilidad y ayudando a que las lesiones sean menos propensas. Se estimula la desintoxicación del cuerpo y el organismo, pues la liberación de toxinas por medio de la sudoración se incrementa por la alta temperatura. Así mismo, la temperatura del cuerpo aumenta, mejorando su capacidad para combatir infecciones, enfermedades y fortaleciendo el sistema inmunológico. Debido a la combinación del calor, movimiento, torsión, extensión y compresión de las articulaciones, es un rápido alivio para los dolores de la artritis, problemas en la espalda, rigidez en el cuello, dolores de cabeza, escoliosis y hernias de disco. Practicar Hot Yoga con regularidad evita coágulos y previene futuros problemas cardíacos ya que se aumenta el flujo sanguíneo a través del cuerpo, limpiando y despejando las arterias. Mientras sudamos, los poros se abren y se limpian, desintoxicando el órgano más grande del cuerpo: la piel. Investigaciones recientes han encontrado que la práctica de hot yoga puede disminuir los niveles de azúcar en la sangre, siendo muy beneficioso para aquellos que sufren de diabetes . Es una herramienta ideal para el anti-envejecimiento y para mantener el cuerpo joven y saludable.

El aspecto mental y emocional también es altamente beneficiado por el yoga, y estos efectos se potencializan en un cuarto con alta temperatura. Una práctica regular de hot yoga armoniza el sistema nervioso y endocrino – dos sistemas que desempeñan un papel importante en el bienestar emocional.. Se reducen los niveles de cortisol calmando la mente, aumentando la claridad mental, la concentración y reduciendo el estrés y la tensión. El yoga como rutina ayuda enormemente a nivelar el estado emocional y los ejercicios de respiración (pranayama) ayudan a mejorar el estado de ánimo.  El Hot Yoga relaja la mente y ayuda a dejar de lado las tensiones, eliminar toxinas y  negatividad. Muchos estudiantes dejan de tomar antidepresivos y otros medicamentos después de establecer una práctica regular, pues ya no los encuentran necesarios. Se cultiva la fe, el autocontrol, la concentración, determinación y paciencia. A medida que nos volvemos más conscientes de nuestro cuerpo, pensamientos y respiración, nos damos cuenta de cómo los acontecimientos, interacciones e incluso la presión atmosférica pueden afectarnos. Llevando esta consciencia a la vida diaria nos es posible tomar mejores decisiones que nos beneficien en todos los sentidos. Esto nos ayuda a equilibrarnos y a encontrar una sensación general de calma en la manera de vivir… así que anímate e incorpora esta maravillosa práctica en tu rutina para ver los enormes beneficios en todas las áreas de tu vida!

Recomendaciones
  • Dirigida para Practicantes de cualquier edad que gocen de buena salud y condición física. En caso de cirugías recientes, enfermedades o si deben tomar algún tipo de medicamento, se debe tener autorización medica.
  • Mantenerse hidratado antes, durante y después de la practica, preferiblemente con agua.
  • Abstenerse de entrar a la práctica si se ha consumido alcohol o drogas.
  • Venir con la mente abierta y dispuesta para mejorar la vida en todos los aspectos.
  • No ingerir alimentos mínimo dos horas antes o comidas grandes como
    almuerzos 4 horas antes.
  • Usar ropa muy cómoda y fresca que permita estirar, sudar y moverse
    con comodidad.